Caja de preguntas

Preguntas, preguntas, preguntas…

Hay muchas clases de preguntas que el maestro puede hacer a los alumnos. Algunas preguntas son «cerradas» y otras, «abiertas».

Una pregunta cerrada tiene una sola respuesta; a veces se puede responder con o no. Con estas preguntas el maestro puede ver cuántos detalles de la lección conocen los alumnos. Por ejemplo: ¿cuántas plagas mandó Dios sobre Egipto? Respuesta: 10

Una pregunta abierta puede tener varias respuestas. Con esta clase de pregunta al alumno se le hace pensar en lo que está aprendiendo. Por ejemplo: ¿cómo crees que se siente Dios cuando sólo le pedimos cosas pero nunca le agradecemos?

Una pregunta cerrada se puede cambiar a una pregunta abierta. En vez de preguntar: ¿cuántos leprosos sanados por Jesús fueron agradecidos?, pregunta así: ¿por qué crees que solo un leproso volvió para agradecer a Jesús?

Con una pregunta abierta se le ayuda al alumno a entender mejor las lecciones. Estas preguntas también ayudan al maestro a reflexionar.

Caja de preguntas xCristina ha preparado una idea de cómo hacer una caja de preguntas. Aquí están las instrucciones: Caja de preguntas

Desafío: convierte cinco preguntas «cerradas» en preguntas «abiertas».

Caja de preguntas

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ideas para la enseñanza y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s