Cuarto de huéspedes en Sunem

¿Te has admirado alguna vez por la hospitalidad de la sunamita, que preparó un cuarto de huéspedes para Eliseo en la azotea de su casa?

La Perlita 385 es acerca de esa hospitalidad.

Aquí te ofrecemos instrucciones para que los niños hagan los muebles. Hay una hoja en que están todos los muebles; pero también por separado para hacerlos en tamaño más grande. Si quieres hacerlos aún más grandes, haz ampliar los modelos en alguna librería u oficina donde sacan copias.

 

INSTRUCCIONES:

Muebles de Eliseo

MUEBLES PARA ARMAR:

Papel carta: Muebles para armar

Papel A4:  Muebles para armar A4

 

 

Cama y mesa

Colorea los dibujos y recórtalos por el borde. Hay líneas gruesas que definen el contorno de los muebles, líneas delgadas de las pestañas, y líneas muy finas del área libre. Al recortar, incluye a todas. Dobla hacia adentro por las líneas discontinuas; dobla las pestañas y pégalas detrás de cada una de las patas.

Silla

Sigue las mismas instrucciones que para la cama y la mesa. Para el respaldar, hay líneas discontinuas gruesas; recorta por esas líneas. Dobla por las líneas discontinuas delgadas, hacia afuera. Asegra el respaldar con pegamento, en el área restante, para que quede firme.

Lámpara

Colorea ambos lados de la lámpara. Dobla por la línea discontinua, haciendo que coincidan las imágenes, espalda con espalda. Recorta por el borde marcado con una línea delgada. Abre la lámpara y recorta por la línea discontinua. Dobla las pesatañas hacia afuera y pega las figuras, espalda con con espalda. Abre las pestañas, que servirán de soporte para mantener la lámpara de pie.

Espero que te animes a hacer estos muebles con los niños. Te cuento que a mi nieto, de 14 años, le pareció tan bonita la silla que se sentó en ella. «Mira, abuela –me dijo–. Estoy sentado en la silla.» Es una actividad bonita para chicos y grandes.

¿Verdad que este cuarto de hospedaje parece acogedor? Yo me imagino a Eliseo sentado con el niño que Dios dio a la pareja hospedadora. Lo veo en mi mente leyendo un pergamino, contándole al niño las maravillas de Dios.

No se olviden de practicar la hospitalidad, pues gracias a ella algunos, sin saberlo, hospedaron ángeles. Hebreos 13:2

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Manualidades y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s